6 may. 2013

Disculpa formal con mis seguidores.

Sabéis todos que, hasta ahora, he seguido en Sangre sobre el pan el ritmo prácticamente ininterrumpido de un capítulo por semana, y siempre, excepto en una ocasión, que he cambiado el día de subida ha sido con aviso previo.
Sabéis que he escrito sin falta los capítulos y que he respondido a vuestros comentarios, los cuales valoro muchísimo y me hacen seguir adelante con lo que hago.
Sabéis que os tengo cariño y que sois los impulsores de que siga aquí, de que día a día trabaje y mejore por y para vosotros, porque lo merecéis, porque quiero ofreceros calidad al leer.
Y por último sabéis que tengo una vida.
Si por mi fuera pasaría los días en el blog, me dedicaría plenamente a escribir... pero en la vida pasan cosas que a veces suponen un impedimento.
Sabéis también que siempre justifico mis faltas, y en esta ocasión no será menos; al igual que sabéis que la semana anterior, el miércoles anterior, no hubo capítulo... y se ha retrasado hasta hoy.
Bien, explicaré por qué:
Tuve una discusión fuerte con mi madre el martes. Desde el martes hasta el domingo había un puente en el que tenía pensado salir, escribir, dibujar, estudiar, pasarlo bien... y publicar el capítulo el miércoles. Si no pude hacerlo fue porque la discusión acabó en castigo y mi madre decidió quitarme el router durante el puente. Sin Internet no pude publicar, y es por eso por lo que no hubo capítulo.
Si os preocupa mi relación con mi madre, deciros que casi nunca peleamos y que ya nos hemos arreglado. Esto seguramente no vuelva a pasar en meses.
Además de esto, estoy muy ocupada con los exámenes finales (empiezan el Jueves de esta semana), la graduación, la Prueba de Acceso a la Universidad... y largo etcétera. Pero todo esto no quiere decir que no deba disculparme, así que, queridos y queridas...
Lo siento muchísimo. Siento no haber publicado el capítulo a tiempo y siento si últimamente os he dejado un poco de lado. No merecéis eso, ni mucho menos.
Sin embargo, espero que seáis comprensivos y que sigáis a mi lado en esto. Lo espero desde lo más profundo de mi corazón y cruzo los dedos porque así sea.
Un besazo a todos vosotros por ser tan estupendos. Agradezco todas las cosas que hacéis por mí.


PD: Me ha quedado muy seriote, pero que sepáis que estoy bien, ¿eh? Ah, y mis exámenes salieron bastante bien. Sólo suspendí Mates (si alguien se lo pregunta, ése no fue el motivo de discusión con mi madre xD). Y por cierto, puede que no haya tenido Internet, pero eso me ha hecho centrarme en la novela y poder escribir mucho, lo cual es bueno para todos nosotros. 

2 comentarios:

  1. Ay, pobrecilla :( Y sí que me tenías preocupada, hasta que leí tu posdata xD ¡Yo también dejé Mates! ¡Chócalas! Haha, pues yo no me enojé ni resentí ni nada...la verdad es que me preocupaste un poquito xD Pero me alegra que estés bien :)
    -Pao

    ResponderEliminar
  2. Bueno, la verdad, tampoco ha sido para tanto. Lo pasé mal sobre todo al principio, pero aproveché para hacer cosas y ya está xD
    Menos mal que puse la posdata xD Sabía que había quedado demasiado preocupante, pero entre tú y yo, no quería volver a escribir todo y darle otro tono xDDD Así que la posdata lo apañó.
    Yo tengo el examen de mates mañana (¡aaaah! <--- se supone que es un grito de horror xD), pero bueno, he estado estudiando, así que espero aprobar o... ¡me lío a tiros! xD Pero sin violencia, ¿eh? Sin violencia u_u xD
    Yo también me alegro de estar bien, LOL XD PEro me alegro más porque me hayas y hayas dejado comentario ^^
    ¡Un besote Pao, y gracias!

    ResponderEliminar

¡Eh! ¡Ten cuidado conmigo! ¡Tengo una pierna! ¡Y puedo atacarte con ella en caso de no ser respetuoso en tu comentario! Así que vete con ojo...